viernes, 24 de abril de 2015

* Evangelio del Domingo 26 de Abril – 4º Domingo de Pascua


.
Odres Nuevos Evangelio 26_de_abril_2015

Lectura del santo Evangelio según San Juan 10, 11-18

En aquel tiempo dijo Jesús a los fariseos:
–Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estrago y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas.
Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas.
Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo Pastor.
Por eso me ama el Padre: porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para quitarla y tengo poder para recuperarla. Este mandato he recibido del Padre.
Palabra del Señor

Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola
Jn 10, 11-18

jueves, 16 de abril de 2015

* Evangelio del Domingo 19 de Abril – 3º Domingo de Pascua


Odres Nuevos Evangelio 19 abril 2015 color

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 24, 35-48

En aquel tiempo contaban los discípulos lo que les había acontecido en el camino y cómo reconocieron a Jesús en el partir el pan.
Mientras hablaban, se presentó Jesús en medio de sus discípulos y les dijo:
–Paz a vosotros.
Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. Él les dijo:
–¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo.
Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo:
–¿Tenéis ahí algo que comer?
Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos. Y les dijo:
–Esto es lo que os decía mientras estaba con vosotros: que todo lo escrito en la ley de Moisés y en los profetas y salmos acerca de mi, tenía que cumplirse.
Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y añadió:
–Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día, y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto.
Palabra del Señor

Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola
Lc 24, 35-48

II JORNADAS DE NUEVA EVANGELIZACIÓN


Las Jornadas Nueva Evangelización, quieren ser una propuesta a todos los agentes de pastoral  de cualquier edad, para ayudarles a responder a la invitación que nos hace la Iglesia a vivir y realizar mejor el mandato misionero de Jesús.
Un encuentro anual en el que se ofrezca la posibilidad de crecer en la fe, en la formación y en la capacitación pastoral en clima de comunidad y compartiendo inquietudes con otras personas dando prioridad a la parte experiencial.
¿Cuáles son sus objetivos?
“Dar respuestas adecuadas para que toda la iglesia, dejándose regenerar por la fuerza del Espíritu Santo, se presente ante el mundo contemporáneo con un impulso misionero capaz de promover una nueva evangelización”. Benedicto XVI, Carta Apostólica Ubicumque et Semper.
“No sólo de hacer una conversión personal, sino también y a la vez de una conversión pastoral, puesto que tendremos que emprender acciones distintas de las que hasta ahora hemos realizado, y proponer de manera diferente, apostólica y evangelizadoramente, muchas de las actividades ordinarias de la Iglesia.” Plan de la CEE 1997-2000.
Implantar una específica formación y capacitación en relación a la Nueva Evangelización. (PDP 2011-2015)
Implantar  cauces de reflexión y de concreción de iniciativas para tomar conciencia y posibilitar la necesaria conversión personal y pastoral en la línea de la Nueva Evangelización. (PDP 2011-2015)
Impulsar acciones en parroquias, arciprestazgos, grupos, etc., para fortalecer la identidad cristiana, la espiritualidad de comunión, la oración y la parresía apostólica (cf. Constituciones sinodales 39-104). (PDP 2011-2015)
El objetivo final consiste en dotar a los participantes de una visión global y coherente de lo que verdaderamente significa  evangelizar, así como de herramientas prácticas y metodología específica para llevar a cabo dicha misión.
¿Cómo?
Durante un fin de semana, de viernes a domingo.
En régimen interno (matrícula, alojamiento y comidas) o en régimen externo (matrícula y comidas)
Mezclando celebraciones, charlas y ponencias, mesas redondas y talleres prácticos de métodos evangelizadores.
Con ponentes  relevantes en el ámbito internacional, nacional y local.
Con talleres prácticos en los que se conozcan distintos métodos evangelizadores y propuestas concretas contadas por quienes ya participan en ellas y que puedan servir para aplicar en nuestra diócesis.
Incorporar realidades que ya trabajan en la Diócesis a nivel de primer anuncio y que puedan darse a conocer mejor, para aprovechar lo que tenemos.
¿Cuándo y Dónde?
Del viernes 19 al domingo 21 de Junio. En el Seminario Diocesano de Tenerife.
¿Para Quién?
A todos los agentes de pastoral, sacerdotes, personas consagradas y laicos de cualquier edad.
 ¿Quién lo organiza?
La Delegación para la Nueva Evangelización en colaboración con la Vicaría de Pastoral.
Metodología
Durante un fin de semana, en clima de comunidad, estamos invitados a compartir la fe y la inquietud por la evangelización. Todo ello se llevará a cabo a través de charlas, espacios de oración y reflexión, mesas redondas, testimonios, talles, espacios de encuentro, etc.



viernes, 10 de abril de 2015

* Evangelio del Domingo 12 de Abril – 2º Domingo de Pascua


.
Odres Nuevos - Evangelio 12 abril 2015 color

Lectura del santo Evangelio según San Juan 20, 19-31

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa con las puertas cerradas, por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
–Paz a vosotros.
Y diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:
–Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.
Y dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo:
–Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados; a quienes se los retengáis les quedarán retenidos.
Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían:
–Hemos visto al Señor.
Pero él les contestó:
–Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.
A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo:
–Paz a vosotros
Luego dijo a Tomás:
–Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.
Contestó Tomás:
–¡Señor mío y Dios mío !
Jesús le dijo:
–¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.
Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Estos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su Nombre.
Palabra del Señor

Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola
Jn 20, 19-31

martes, 7 de abril de 2015

Semana Santa 2015





XXIV Congreso Internacional Fe - Cultura: Mediación, Instrumento para la Paz




(Hacer click para acceder a los enlaces)


Obra de Teatro: El bosque espeso


viernes, 3 de abril de 2015

* Evangelio del Domingo 5 de Abril – Domingo de Resurrección




Lectura del santo evangelio según san Juan 20, 1-9



El primer día después del sábado, estando todavía oscuro, fue María Magdalena al sepulcro y vio removida la piedra que lo cerraba. Echó a correr, llegó a la casa donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: "Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo habrán  puesto”. Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos iban corriendo juntos, pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro y llegó primero al sepulcro, e inclinándose, miró los lienzos puestos en el suelo, pero no entró. En eso, llegó también Simón Pedro, que lo venía siguiendo, y entró en el sepulcro. Contempló los lienzos puestos en el suelo y el sudario, que había estado sobre la cabeza de Jesús, puesto no con los lienzos en el suelo, sino doblado en sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro, y vio y creyó, porque hasta entonces no habían entendido las Escrituras, según las cuales Jesús debía resucitar de entre los muertos . Palabra del Señor.